Los prebióticos como alternativa en alimentación animal

etiquetado-leche
Nuevo etiquetado de la leche y los productos lácteos
25 enero, 2019
Betalia lanza su nueva gama de productos prebióticos para la alimentación animal
26 febrero, 2019

La preocupación del consumidor por el uso de antibióticos en la alimentación de los animales de abasto, y las restricciones legislativas en su uso a nivel europeo, han dado lugar al desarrollo de alternativas nutricionales como los prebióticos que, de forma natural, actúan como promotores de crecimiento.

Los promotores de crecimiento

De las distintas alternativas presentes en el mercado, dos de las más interesantes son el uso de:

  • prebióticos
  • probióticos
  • simbióticos, la combinación de ambos

Qué son los probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que, al ser ingeridos, colonizan el rumen o el intestino, en el caso de este último adhiriéndose a la mucosa. Esto genera un resultado positivo sobre la salud del animal, al reducir la actividad de microorganismos patógenos, como pueden ser Echerichia Coli e incluso Salmonella spp.

Qué son los prebióticos

Los prebióticos se definen como sustancias o productos que no son absorbidos o hidrolizados durante su tránsito por el aparato digestivo sino que:

  1. sirven de sustrato alimenticio a las bacterias beneficiosas presentes en el tracto intestinal
  2. estimulan su crecimiento y actividad metabólica
  3. generan beneficios no solo en el tracto intestinal, sino también a nivel sistémico

En definitiva, se caracterizan por:

  • ofrecer resistencia a la acidez gástrica y a las enzimas digestivas
  • ser fermentados por microorganismos beneficiosos localizados principalmente en el colon
  • alterar la microbiota del colon hacia una población de microorganismos más beneficiosos para el animal

Las sustancias que cumplen estas tres premisas y las más utilizadas comercialmente son:

  • Fructooligosacáridos (FOS)
  • Mananooligosacáridos (MOS)
  • Galactooligosacáridos (GOS)
  • Transgalactooligosacáricos (TOS)
  • Fructanos (Inulina)

El mecanismo de acción de los prebióticos es, por tanto, modular o modificar la microbiota intestinal tras sufrir la fermentación  por las bacterias del colon, desencadenando la liberación de ácidos grasos volátiles de cadena corta (AGV).

Entre estos AGV, se encuentran el ácido propiónico que acidifica el medio intestinal impidiendo el desarrollo de los microorganismos patógenos, y el ácido butírico, que promueve el desarrollo de las vellosidades intestinales, incrementando la capacidad de absorción de la superficie intestinal. Los FOS se caracterizan por ser uno de los prebióticos más butirogénicos.

Fuente: Propia

En definitiva, podemos concluir que el uso de promotores naturales de crecimiento es una alternativa natural cada vez más utilizada en alimentación animal.

De todas las alternativas presentes en el mercado, los prebióticos constituyen un nicho muy interesante, centrando su mecanismo de acción en el desarrollo de microorganismos beneficiosos y de ácidos grasos volátiles que consiguen:

  • impedir el desarrollo de microorganismos patógenos
  • incrementar la capacidad de absorción de nutrientes
  • mejorar el sistema inmunitario del animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÁREA CLIENTES TRANSPORTISTAS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies